ACAPULCO, Gro., 9 de diciembre de 2014.- Desde el pasado 3 de diciembre arribaron al puerto de Acapulco más de 500 elementos de la Gendarmería Nacional con el fin de reforzar la seguridad en la ciudad turística.

 

Los llegada de los agentes fue criticada por los acapulqueños, ya que sólo se habían encargado de resguardar la zona turística, dejando desprotegidas las colonias populares, donde se presentan la mayor cantidad de hechos violentos.

 

Consultados días atrás, los policías de la Gendarmería coincidieron en que sólo tenían instrucciones de tener proximidad social en las avenidas Costera y Cuauhtémoc.

 

Hasta este martes, el comisionado general de la Policía Federal, Enrique Francisco Galindo Ceballos, confirmó que la Gendarmería ya tiene presencia en las colonias de la zona conurbada. Galindo Ceballos aclaró que “es paulatino, no es algo que se sienta de la noche a la mañana, pero la gente los va a empezar a sentir”.

 

Finalmente, aseguró que los efectivos de la Gendarmería Nacional estarán en cuatro sectores de ocho cuadrantes y que abarcan 20 colonias.