ZIHUATANEJO, Gro., 18 de mayo de 2020.- Un promedio de 800 prestadores de servicios marítimos se encuentran desempleados desde hace dos meses cuando se suspendieron las actividades turísticas y recreativas para evitar contagios de Covid 19, en este municipio.

El presidente de la cooperativa turística Teniente José Azueta, Luis Roberto Lara Alvarado dijo que se estima que hay una flota de 400 embarcaciones dedicadas a los traslados hacia playa Las Gatas y la Isla de Ixtapa, otras más a los recorridos guiados y a la pesca deportiva.

 Sin embargo, dejaron de navegar desde finales de marzo porque la Capitanía de Puerto les informó la suspensión de las actividades a causa de la contingencia sanitaria.

Comentó que en los casi dos meses muchos han subsistido de ahorros o buscando empleo en otros sectores como el de la pesca ribereña. “Es una situación muy difícil porque son muchas las familias las que la están pasando mal. En cada embarcación trabajan de una a dos personas, por lo que un promedio de 800 compañeros la están pasando muy mal”.

Agregó que ha trascendido información de la apertura de playas hasta finales de julio, por lo que únicamente resta esperar a que pase la crisis que ha traído consigo el Covid 19 y acatar las indicaciones de las autoridades.

Consultados por separado, lancheros dieron a conocer que se integraron a la pesca ribereña en lo que pasa la contingencia; sin embargo, el estar en este sector tampoco les garantiza un ingreso seguro porque las ventas son muy bajas ante la crisis económica.