ZIHUATANEJO, Gro., 18 de mayo de 2021.- Los transportistas de Barra de Potosí, municipio de Petatlán, fueron alcanzados por la crisis durante la pandemia, debido a que por varios meses el lugar fue cerrado y hasta hace poco comenzó a regresar el turismo; ante ello algunos se han visto obligados a realizar pesca.

“El turismo se cayó y sobre todo los estadounidenses y canadienses, por lo que actualmente solamente trabajamos con viajes de la gente local”, dijo el chofer Mario Zárate Domínguez.

El integrante de la organización de Transportistas de Barra de Potosí agregó que ahora se perciben un poco más de visitantes pero tienen la esperanza de que cuando pase la pandemia se logre un mayor desarrollo turístico.

Mencionó que el beneficio para este gremio viene con los visitantes extranjeros que contratan los viajes hasta Zihuatanejo, por lo que esperan que poco a poco se restablezca este tipo de turismo que tanta falta le hace a los diferentes sectores dedicados al turismo.

Destacó que lo importante es que “tenemos laguna y el mar. Los compañeros íbamos y nos repartíamos dos o tres pescaditos para llevar a nuestro hogar y así con frijolitos y el kilo de tortilla  pudimos pasar esto porque no teníamos para más. Los ocho transportistas estuvimos parados”, agregó.