ACAPULCO, Gro., 28 de septiembre de 2016.- A dos años del asesinato del secretario general del Partido Acción Nacional (PAN), Braulio Zaragoza Maganda Villalba, miembros del Comité Directivo Estatal exigieron a las autoridades su esclarecimiento.

En conferencia de prensa en la sede del PAN en Acapulco, el presidente estatal y hermano del extinto secretario general, Marco Antonio Maganda Villalba, exigió al gobernador Héctor Astudillo “tomar cartas en el asunto” para darle “resultados a la familia”, para que este hecho “no sea un caso más que se vaya a la carpeta de los casos olvidados”.

Asimismo lo llamó a “poner a trabajar” al fiscal general, Xavier Olea Peláez, ya que dijo que después de reunirse con él y que le informara que la Fiscalía iniciaría un nuevo informe, Olea Peláez no ha mostrado avances del caso.

Maganda Villalba señaló que los cinco implicados, en su momento, en el asesinato de su hermano, llevan su proceso jurídico en libertad y mencionó que dos de ellos, Benito Manrique Contreras y Jorge Issac Pérez, aún están afiliados al partido, mientras que Aldy Manuel Rodríguez y su hermano Éder Andy ya fueron dados de baja.

A dicha conferencia también acudió la diputada federal Guadalupe González Suástegui.