CHILPANCINGO, Gro., 28 de septiembre de 2016.-“El pueblo de Chilpancingo quita y pone gobernantes”, externó el gobernador Héctor Astudillo Flores en su discurso durante el homenaje luctuoso por el 22 aniversario del asesinato de José Francisco Ruiz Massieu, casi de manera simultánea a la comparecencia del alcalde priista Marco Antonio Leyva Mena, en el Congreso local.

El gobernador hizo referencia a un comentario que le hizo Ruiz Massieu un día, “atiende a tu municipio Chilpancingo, porque el pueblo de Chilpancingo pone y quita gobernantes”.

Al término del acto, al gobernador se le cuestionó si lo que había dicho en su discurso se debía a la salida del acalde de Chilpancingo que se pide por los problemas de basura e inseguridad que enfrenta, a lo que Astudillo Flores contestó que no y que sólo se trataba de un simple párrafo de su discurso.

Luego vino otra pregunta: ¿el municipio no jala parejo?  A lo que respondió que él estaba haciendo su parte y que todos los días atiende conflictos que aquejan a Chilpancingo, “yo hago lo que me corresponde”, afirmó.

En otro tema, respecto a la sobrepoblación de internos de los penales, aseguró que ya se trabaja con el gobierno federal para trasladar a algunos internos a penales de máxima seguridad y así disminuir la población.

En cuanto a la nueva estrategia de seguridad dijo que ha habido una importante disminución del índice delictivo en Acapulco, sin embargo en Chilpancingo hubo 5 muertos, por lo que prevé que en algunas partes se eleve y en esas partes es en “donde hay que entrarle”.

En cuanto el hallazgo de fosas clandestinas en Chichihualco hoy miércoles, mencionó que aún no tenía suficiente información al respecto.