CHILPANCINGO, Gro., 28 de septiembre de 2016.- Policías federales apoyados por estatales llevan a cabo un dispositivo en las inmediaciones de la comunidad de El Naranjo municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), donde hace un año se localizaron cuerpos calcinados.

Hasta el momento se desconoce si hay cuerpos o restos humanos en la zona y si son fosas u osamentas a la intemperie, ya que hay agentes estatales resguardando esa zona y no permiten ingresar a ella.

El dispositivo inició desde la 10:00 horas y hasta el momento hay hermetismo para informar sobre esta investigación.

En diciembre de 2015 se localizaron cuerpos calcinados en ese mismo lugar y que incluso derivó en la petición de la renuncia que hizo el gobernador Héctor Astudillo Flores al en ese entonces secretario Protección Civil, Melquiades Olmedo, esto porque habían participado en un rescate de los cuerpos y no fue informado al mandatario estatal.