CHILAPA, Gro., 19 de febrero de 2020.- El obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza deslindó que el grupo criminal Los Ardillos, sea el responsable del asesinato de 10 músicos de Alcozacán, municipio de Chilapa y señaló el fiscal Jorge Zuriel de los Santos hizo una acusación “forzada e imprudente” y lo llamó a compruebe su declaración.

Al concluir la misa por los 10 músicos en Alcozacán, dijo que se reunió con líderes de Los Ardillos y, “ellos me han asegurado que ellos no fueron”, y agregó que la reunión fue 20 días después en que ocurrió el asesinato.

Llamó al fiscal a que sí hizo dicha declaración contra el grupo criminal, que lo compruebe.

Insistió que el problema de Rincón de Chautla, es por tierras ejidales pero también afirmó que los dos grupos que pelean el territorio de Chilapa, involucran a los pueblos para sus causas, y a los que se resisten los asesinan.