ACAPULCO, Gro., 22 de mayo de 2020.- Vendedores de puestos semifijos retaron a las autoridades que llevaban a cabo un dispositivo de cierre de negocios no esenciales, y volvieron a colocar sus mercancías, tras su retiro.  

 Al mediodía de este viernes, el director de Vía Pública, Iván Hernández Caballero, apoyado por policías municipales, hicieron una operación por todo el bulevar Vicente Guerrero, donde sólo a unos 10 comerciantes con productos no esenciales, les pidieron que se retiraran, pues ya habían sido notificados.

En entrevista, Hernández Caballero dijo que se notificó a 293 negocios del bulevar y advirtió que quien incumpla con esto, en los próximos días sus artículos serán decomisados; en todo el puerto, dijo, van 900 negocios de vía pública que ya se les informó del cierre.

Indicó que el bulevar Vicente Guerrero ha sido el lugar más conflictivo y donde más se han rehusado al cierre de negocios, por lo cual han llevado a cabo diversos dispositivos y notificaciones.

Ante ello, los comerciantes que se encontraban en el lugar, así como a los que pidieron que cerraran, reprocharon al director Iván Hernández que les pidiera que se quedaran en casa, pero no les ofrecen otras alternativas, apoyos económicos o despensas.

Los comerciantes retaron a la autoridad municipal, y advirtieron que ellos no se quitarían ni cerrarían sus negocios, a pesar de que en los próximos días hagan otros dispositivos, al menos que les entreguen un recurso económico, de lo contrario ahí estarían esperándolos.

Después del dispositivo, los comerciantes reabrieron sus negocios y volvieron a colocar sus mercancías, desde ropa, discos, películas piratas, accesorios para celular, entre otros.