CHILPANCINGO, Gro., 23 de junio de 2016.- Familiares de poco más de 20 internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad capital, se manifestaron porque hubo una riña en el interior del penal.

La riña se registró cuando éstos estaban adentro visitando a sus reclusos, y por ello comenzaron a sacarlos.

Los familiares indicaron que estaban golpeando a los internos y los policías estatales en esos instantes les indicaron que tenían que abandonar el penal.

Un policía estatal aseguró a los medios de comunicación que sí había sucedo una riña, pero que ya todo estaba controlado.

Este hecho provocó movilización policíaca y el hermetismo de qué fue lo que había ocurrido adentro, incluso se hablaba de un motín, algo que fue descartado por la policía.