GUADALAJARA, Jal., 05 de septiembre de 2018.- Los seis policías caídos en los municipios de Guadalajara y Zapopan respectivamente, fueron homenajeados por sus respectivas corporaciones, antes de llegar a su última morada.

En un ambiente de tristeza, autoridades de los tres órdenes de gobierno, familiares y compañeros de trabajo despidieron a los cuatro agentes tapatíos emboscados en Loma Dorada, Tonalá y los dos de Zapopan asesinados mientras buscaban a los ladrones de un vehículo en el Pinar de la Calma.

En una ceremonia privada, el jefe de grupos de apoyo de la Policía de Guadalajara, Eduardo Plazola García y sus escoltas, Marcela Guadalupe Maciel, Herrera Roberto Saucedo Torres y José Aguilar Flores, fueron homenajeados.

La nota aquí.