CIUDAD DE MÉXICO, 1 de noviembre de 2018.- El procurador General de Justicia (PGJ), Edmundo Garrido, informó que uno de los implicados en lo sucedido en casa del cardenal Norberto Rivera declaró que el móvil fue robo. Añadió que este miércoles les comunicó la Fiscalía del Estado de México que el implicado en el ataque, detenido y hospitalizado ya rindió su declaración ante el agente del Ministerio Público de esa entidad.

“En la entrevista que señalan, me comentó el titular de la Fiscalía, que refiere de manera puntual que era un robo a casa habitación, que sí sabían que era la casa del Cardenal y lo que hace referencia en su testimonio es que el ataque fue porque la persona que cuidaba la casa recibió a disparos –es lo que refiere él– y contuvo la agresión.

“Lo demás ya lo tenemos visualizado en las imágenes que ustedes conocen, pero lo que sí puntualiza en su declaración y que obra en la carpeta de investigación del Estado de México, es que se trataba de un robo a casa habitación”, detalló.

Subrayó que esa carpeta en su momento se tendrá que mandar a la Fiscalía del Estado de México, para que obre como parte de las actuaciones de PGJ.

“No olvidemos que ellos tienen su carpeta por el tema de las lesiones y nosotros la carpeta por el tema del homicidio, pero estamos coordinados y los indicios y elementos de prueba que se aporten, se van a agregar”.

Más información aquí.