ACAPULCO, Gro., 31 de mayo de 2020.- Habitantes del puerto rompieron la cinta amarilla colocada en el Zócalo para poder caminar por esa área, a pesar de que el gobierno municipal había acordonado para evitar aglomeraciones ante el gran número de contagios de Covid 19.

En un recorrido por Quadratín Guerrero, se constató que en varias partes de la plaza del Zócalo, la cinta estaba rota y había pedazos sobre el pavimento.

Además, se observó a personas sentadas en las jardineras y otras más cruzando toda el área que había sido acordonada apenas el viernes, como medida preventiva.

Sobre la avenida Costera Miguel Alemán, por el banco BBVA Bancomer, la cinta amarilla con la leyenda de Precaución y Prohibido el Paso fue destruida desde los restaurantes y por lo tanto, las personas caminaban sin mayor problema.

Es el mismo caso, en el área que abarca de los locales de artículos de ropa y artesanías hasta la pizzería Domino’s, donde permanece libre el tránsito para las personas y vendedores ambulantes.

A un costado de la Catedral Nuestra Señora de la Soledad, se observó a personas circulando, ya que desde el banco Santander hasta el otro extremo donde se ubican las oficinas de la Dirección de Panteones, también fue retirada la cinta de acordonamiento.

Al centro de la plaza, todavía continúan los boleros, a pesar de que este viernes les notificaron que ya no podían estar, ya que se acordonaría el lugar y nadie debe de estar ahí.

En las redes sociales denunciaron que las cintas fueron retiradas desde la mañana del sábado por las personas que normalmente caminan por esa zona, así como por algunos vendedores, pero hasta el momento ninguna autoridad municipal las ha reinstalado.

Quadratín Guerrero informó que el viernes, inspectores de la Dirección de Vía Pública habían colocado cinta amarilla para restringir el paso, con el fin de evitar reuniones y concentración de personas en el Zócalo, y solo habían dejado los costados para poder caminar.