ACAPULCO, Gro., 13 de agosto de 2019.- El abogado Julio Hernández negó que la ex secretaria federal Rosario Robles Berlanga haya implicado al ex presidente Enrique Peña Nieto y al ex funcionario José Antonio Meade en la llamada Estada Maestra, y aseguró que fue el juez Felipe de Jesús Delgadillo quien malinterpretó su declaración. 

“Ella solamente dijo que con el presidente Peña Nieto tenía una relación y un canal de comunicación que tenía que ver con la línea roja, jamás dijo que le hubiera conocido de un hecho delictivo. La referencia que hace con Meade es que había auditorías pendientes”, aclaró el defensor de Robles, de acuerdo con información de Ciro Gómez Leyva.

Se indicó que en el documento que la ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social leyó al juez y que este habría entendido mal, Robles Berlanga declaró: 

“Con relación al canal de comunicación que se tenía directamente con el titular de Ejecutivo Federal, licenciado Enrique Peña Nieto, normalmente se establecía de primera mano con reuniones directas llamadas acuerdos. En reuniones de gabinete que se tenían con el presidente de la República. A través de la línea directa a la oficina de la Presidencia, conocida como red privada del gobierno Federal, gestionada por la Unidad de la Red Privada del Gobierno Federal, dependiente de la Subsecretaría de Comunicaciones y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, conocida como línea roja, en las giras con el Ejecutivo. 

“En las ocasiones cuando yo no me encontraba personalmente en mi oficina en las instalaciones que ocupaban las oficinas centrales de Sedesol y Sedatu, la persona que se encargaba de atender directamente las llamadas que provenían de la red federal era la ciudadana María Eugenia Romero Martínez”, afirmó.