MORELIA, Mich., 14 de junio de 2018.- El Estadio Olímpico Luzhnikí albergó el partido inaugural del Mundial entre Rusia y Arabia Saudita, que arrancó a las 10 horas, tiempo del centro de México. El marcador final concluyó 5-0 a favor de los locales.

Durante el primer tiempo, la primera anotación fue para la selección anfitriona, ya que Yuri Gazinskiy colocó su primer gol con la mayor, tras rematar el esférico con un cabezazo al 12’, sin que el portero rival pudiera reaccionar.

Al minuto 24′, Alán Dzagoyev abandonó la cancha debido a una lesión en la pierna izquierda, por lo que en su lugar ingresó Denis Cheryshev.

El juego continuó ante los 80 mil aficionados que se dieron cita en el recinto, que pudieron observar el segundo tanto de los rusos al 43′, que el recién ingresado Chéryshev colocó un gol al fondo de la red, para salir al descanso con el 2-0.

Para el segundo tiempo, ambos conjuntos contaron con sus respectivos cambios con el fin de sumar el triunfo en el primer juego del Mundial. Un minuto después de su ingreso, 71’, Artiom Dziuba remató con la cabeza un balón que le pasó Golovin, para así mover el marcador 3-0.

El cuarto tanto de los rusos se dio al 90’ cuando Chéryshev apareció nuevamente para rematar con un derechazo y poner el 4-0.

Finalmente, Aleksandr Golovin selló el triunfo 5-0 con un disparo directo a la portería que entró pegada al poste, lo que significó romper la racha de Rusia que tenía sin ganar un juego de Mundial en 16 años.

La nota en Quadratín Deportes.