ACAPULCO, Gro., 23 de enero de 2018.- El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el alcalde con licencia de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, sabía que el ex secretario de Seguridad de la capital, Esteban Espinosa Montoya, reprobó los exámenes de control y confianza y aún así no lo destituyó.

De acuerdo con El Sur, el gobernador dijo que el Grupo de Coordinación Guerrero le notificó oportunamente a Leyva Mena sobre la situación del ahora ex funcionario para que lo relevara.

“La norma es tener secretarios aprobados por el sistema nacional, en el caso de Chilpancingo no estaba aprobado, y se le comunicó oportunamente al presidente municipal (Marco Leyva), a efecto de que procediera a su relevo. No lo hizo”, expresó.

Indicó que fue acertado que Espinosa Montoya renunciara para colaborar con la investigación a los policías municipales por su presunta participación en la desaparición de al menos siete jóvenes de Chilpancingo.

Al preguntarle si por este caso pedirá a los alcaldes que vuelvan a certificar a sus efectivos, Astudillo Flores respondió que todos los presidentes que tienen recursos públicos relacionados con seguridad, están frecuentemente convocados a cumplir con estos temas.