GUADALAJARA, Jal., 22 de abril de 2018.-Tras el fuerte reclamo que lanzaron los principales representantes de la Iglesia Católica en Jalisco y en México por el asesinato del sacerdote Juan Miguel Contreras en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, el Arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega dijo esperar el pronto esclarecimiento de estos hechos y justicia para la familia.

Destacó que el padre Juan Miguel en ningún momento fue víctima de amenazas previo a su asesinato o que tuviera problemas con alguna persona que significara un riesgo para su vida.

El prelado insistió en que desgraciadamente los homicidios van a la alza y no solo contra integrantes de la Iglesia Católica, sino también defensores de los derechos humanos, activistas y periodistas.

Advirtió que cuando comienza un proceso electoral es común que quienes tenían una responsabilidad en el gobierno suelen irse a buscar candidaturas dejando a la deriva problemas como la inseguridad y los resultados ahora son evidentes.

Más información aquí.