La mañanera y la salud  

Lo bueno de La Mañanera es que nos permite a millones conocer de cerca las acciones del gobierno y es-cu-char a los colaboradores que realmente están transformando el país con AMLO. Se tendrían que establecer reglas de elemental cortesía de los asistentes con el presidente y entre ellos mismos, periodistas profesionales o no, que no siempre están a la altura de una conferencia de prensa a nivel mundial. Se ha determinado que los martes se trate el vital tema de LA SALUD, y este último martes, 3 de marzo de 2020, fue especial. Además de señalar de paso los conocidos monopolios de gobiernos anteriores con la industria MUNDIAL de la medicina, se habló del nuevo negocio internacional del coronavirus, que naturalmente defienden personas de la Derecha y miembros  de varias  bandas de ataque al gobierno actual. 

Convencen en cambio los altos funcionarios de la Secretaría de Salud, oradores sensatos y conocedores, tanto el secretario Dr. Jorge Alcocer, como el subsecretario de Promoción y Prevención, Dr. Hugo López-Gatell que mandó a los pedantes voceros de la OMS (Organización Mundial de la Salud) a freír espárragos con sus críticas a la forma tranquila en que México está tratando el nuevo panorama, obvio acuerdo de muchos con los mega comerciantes que fabrican medicamentos, buenos, malos o inocuos, pero carísimos. Business is business. Es evidente que tras el coronavirus, como en otros casos similares, surjan de donde surjan siempre hay la intención política de asustar al mundo, para que compre-compre-compre y siga comprando. Pero también orquestado para fastidiar la estabilidad política del planeta. Los rusos dicen que el coronavirus es  cosa de los gringos vs China. NO sería la primera vez… 

Lo que la OMS en cambio no entiende es que en México existe un profundo conocimiento  autóctono y SU naturismo con frecuencia es más eficaz que los multicitados medicamentos, pero con el defecto de ser mucho más barato. Por fortuna nos evita los pánicos de tipo “si no compras tal o cual cosa, se puede acabar la humanidad y tú te vas a morir”, argumentos neoliberales conocidos. En este país y en otros hay  sabiduría que no ha desaparecido, no obstante los esfuerzos inauditos del negociazo de la salud por desaparecerla.

EL OXÍGENO. 

Hay muchas opciones para obtener salud que también se ven afectadas por la política, por ejemplo, la cura de algunos problemas y la mejoría de otros con el tratamiento hiperbárico con oxígeno, un tipo de terapia no invasiva. El paciente respira tranquilamente 100 por ciento de oxígeno mientras permanece en una cámara presurizada a una presión mayor que la atmosférica ambiental. Sé de eso porque… 

En 2009 compré una cámara hiperbárica cuando se dio un vendaval económico. Lo hice (con la herencia de mi padre) para salvarme. Es una cámara para cinco personas y la instalamos en nuestra casa de Acapulco a sabiendas de la necesidad ambiente y el bien que podía hacer. No sólo fue cara sino que su funcionamiento requiere fondos. Obtuve un contrato de la Dirección de Salud Municipal, entonces a cargo del excelente  médico, Rafael Piza. Era en ese momento alcalde de Acapulco, Luis Walton, por cierto el único de los actuales aspirantes a gobernador de Guerrero  que puede ufanarse de no tener lazos con los narcos que han arruinado al puerto más famoso de México, que sin duda se recuperará cuando se asiente aquí la Secretaría de Salud federal, como se ha anunciado. Inútil señalar que a la orilla del mar y con el mejor clima DEL MUNDO en otoño, invierno y primavera, Acapulco es el lugar ideal para un “Houston mexicano” en el Pacífico. 

En tiempo del alcalde del PRD, Evodio Veláquez, se renovó el contrato, pero sólo se cumplieron cuatro meses de los 12 pactados, porque el director de Salud, Eger G. Gálvez, nunca me pagó, a lo mejor por irse a pasear a Disneylandia con sus varias familias. Al no cumplir el ayuntamiento,  hubo que suspender el  servicio. Me enteré después que dos pacientes de pie diabético, las señoras Eneida e Imelda murieron, desgraciadamente. A la tercera, Doña Leonor, le cortaron en el Seguro Social las piernas desde la rodilla.

EL TRATAMIENTO HIPERBÁRICO.

El 18 de diciembre de 2018 informó la Secretaría de Salud del nuevo gobierno de México: “El Hospital General de México tiene una de las cámaras hiperbáricas más grandes del país. Las cámaras hiperbáricas son dispositivos médicos para aplicar a una presión atmosférica elevada de oxígeno puro al cuerpo, con el fin de que este elemento llegue a través del torrente sanguíneo a las áreas donde existe una deficiencia. Las enfermedades que se pueden tratar con esta terapéutica es el pie diabético, heridas crónicas, sordera súbita, intoxicación por monóxido de carbono, lesiones por aplastamiento, escaras, úlceras en piernas y pies, quemaduras térmicas agudas e injertos de piel o colgajos comprometidos, entre otras”. El Dr. Eduardo Liceaga dice que  dicho hospital cuenta con una de las cámaras hiperbáricas más grandes del país,  desde hace 10 años,  brindado servicio a pacientes suyos así como a los referidos por otras instituciones del Sector Salud. No todos los pacientes con este tipo de patologías son candidatos al tratamiento, ello se determinará a través de una evaluación integral de cada caso.

Igual hay oposición “política”: Aunque sane, el oxígeno puro no es un medicamento y los tratamientos hiperbáricos son gratuitos en Cuba, reconocida por su superioridad en medicina. La US FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos, se opone. Autoriza la cámara hiperbárica para la descompresión que sufren los buzos, pero se niega a reconocer otros usos estupendos. No  le hacen mucho caso dueños de carísimas cámaras hiperbáricas…

[email protected]