“Intelectuales” vs AMLO

Quisiera saber qué es lo que exactamente esperan que pase en México los que a diario y tan   desesperadamente   insultan a López Obrador.

-¿Acaso piensan que tienen alguna credibilidad y que alguien, además de los que les pagan para estar fregando, los apoya? No tienen más que ver las encuestas.  De la mayoría de la población que lo eligió -lo  elegimos – con 53 % de los votos, los únicos verdaderos (en la historia que he vivido y soy bastante más vieja que la mayoría) ha aumentado la aprobación a 68% como dice El País, un periódico español que no nos quiere especialmente. 

– ¿A quién pondrían en la presidencia si lograran derrumbar a AMLO? ¿Al “Orate” como le llaman hoy por hoy a Lozano, por ejemplo?   

–  ¿Cuál y cuándo conoceremos el SUPERPLAN que sin duda tienen para librarnos del único presidente verdaderamente electo en lo que hemos vivido?

Pero vamos a ver quiénes son los firmantes de esta semana que solicitan en su desplegado el retorno al neoliberalismo y que por  cierto ni siquiera debió el presidente tener la cortesía de responder: 

-Héctor Aguilar Camín, 1946:

En reciente escrito  A:C:  trató de “pendejo” con todas las letras al Presidente de todos los mexicanos. ¿Para quién trabaja tan tontamente? ¿A Salinas que en sus residencias de Londres o de Dublin, está protegido por  “el reino  hundido”? ¿Al Bronco de Nuevo León? ¿Algún narco de sus amigos? A ver si recuerdas esto, Aguilar:

“Maestro del periodismo y de periodistas, don Julio Scherer García (QPD) se interesó aquella mañana del 9 de febrero de 2001 en una nota de la primera plana de El Universal: “Favoreció Salinas a Aguilar Camín”, que daba cuenta de los beneficios económicos que significaba para el escritor y articulista de Proceso Héctor Aguilar Camín, su cercanía con la pluma y la “amistad” del entonces presidente Carlos Salinas de Gortari.”

Su reportero Antonio Jáquez (QPD) me llamó en esos días para preguntarme sobre los documentos que soportaban el reportaje en donde se confirmaba algo que todos ya sabían, los pagos con dinero público de la “partida secreta” que se hacía en Los Pinos por instrucciones de Salinas al intelectual Aguilar Camín. La verdadera revelación era entonces la publicación de las cartas, los mensajes, los contratos, los cheques y la sumisión al poder del periodista-escritor que ese día se hacían públicos.

Roger Bartra, 1942

Agustín Basave, 1958

Humberto Beck, 1954

Jorge G. Castañeda, 1953, Bueno, este calderonista que no ponga pie en Oaxaca, es otro porque se  lo acaban con todo y “Enchilada”.

Julio Frenk, 1953, secretario de Salud de Fox. Por eso está como está el alto vacío.    

Enrique Krauze, 1947, bueno ya hasta Televisa lo niega.    

Antonio Lazcano Araujo, 1950

Soledad Loaeza, 1950

Ángeles Mastretta, 1949, buena novela la suya y su marido contaba que…    

Beatriz Pagés, 1954, a su padre le daba mucha pena esta hija, pobrecita

Ricardo Pascoe, 1946

Jesús Reyes Heroles, 1941, está temblando por lo de Pemex

Enrique Serna, 1959

Macario Schettino, 1934

Rafael Rojas, 1961

Consuelo Sáizar, 1961, amiguísima de Calderón. Gracias por invitarme a Colombia a presentar mi libro “Memorias de un Delfín”.     

Javier Sicilia, 1956, tan bonita voz y tan malos amigos

Fernanda Solórzano, 1963

Guillermo Sheridan, 1950

Isabel Turrent, 1975

Francisco Valdés Ugalde, 1953

José Woldenberg, ¿Y tú por qué estás en esa listita tan mona?

Gabriel Zaid, 1952:

¿Los demasiados libros, Gabriel? Ya llevo como treinta y los estoy subiendo arriba en Amazon  ¿Y tú? ¿Sólo desplegados?  

CONTRALÍNEA.

A Miguel Badillo: Un abrazo a ti y a todos los que no nos hemos rajado a lo largo de décadas. 

[email protected]