ATOYAC, Gro., 22 de septiembre de 2019.-Vecinos y comerciantes establecidos en la ribera del río de Atoyac, por el punto conocido como Champurro, son afectados por la fuga de drenaje que diariamente arroja miles de litros de aguas residuales en esa zona.

Esta zona céntrica de la ciudad, aledaña al Mercado Municipal Perseverancia, se ha convertido en los últimos años en un grave foco de contaminación que continúa sin atención, ya que además, ahí proliferan los basureros clandestinos, donde son arrojados todo tipo de desechos.

A pesar que las pasadas administraciones han anunciado obras para el rescate de este lugar que sería utilizado como área de esparcimiento para turistas y locales, hasta el momento nada se ha hecho al respecto y el problema se ha agudizado.

También algunas organizaciones y sectores sociales, religiosos, ecologistas, han llevado a cabo jornadas de limpia y reforestación, pero éstas han sido insuficientes y no han tenido el impacto deseado.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió 49 puntos recomendatorios entre los que destaca el diseño de un plan estratégico de acción en conjunto con la participación de todas las autoridades destinatarias.