ZIHUATANEJO, Gro., 19 de septiembre de 2019.- Con la participación de corporaciones de auxilio y de seguridad se realizó el megasimulacro 2019 con hipótesis de sismo con magnitud de 8.6 grados, en las instalaciones del ayuntamiento de este municipio.

En punto de las 10 horas del jueves, sonaron las sirenas de ambulancias de la Cruz Roja, Protección Civil estatal y municipal, y se dirigieron a la alcaldía de Zihuatanejo, donde producto del hipotético sismo, se reportó el derrumbe del edificio.

Unos mil trabajadores salieron de sus oficinas y se colocaron en los puntos de seguridad de la explanada, mientras rescatistas ingresaron a los despachos para rescatar a las personas que quedaron atrapadas entre los escombros, quienes fueron sacadas en camillas, la mayoría con heridas sangrantes, para ser trasladadas a un hospital.

De acuerdo con el ejercicio, en la oficina de Reglamentos se registró un incendio, por lo que los bomberos de Protección Civil llegaron con un camión bomba y realizaron maniobras para rescatar a tres personas atrapadas en ese lugar.

Efectivos del Ejército, la Guardia Nacional y la Marina Armada de México se sumaron a las tareas con el apoyo de perros que localizaron a otras víctimas, mismas que fueron puestas a salvo, incluso una persona lesionada en la segunda planta fue bajada en una camilla por medio de una tirolesa.

El saldo final del sismo hipotético fue de más de una decena de personas heridas, una fallecida y más de mil evacuadas y puestas a salvo.

Al final del simulacro, el director de Protección Civil, Jorge Cervantes Álvarez, señaló que es importante conocer qué se debe hacer durante y después de un sismo u otro fenómeno natural, ya que esto permite salvar vidas y que no sólo los rescatistas o efectivos de seguridad sepan qué hacer, sino también padres de familia, jóvenes e incluso niños.