CHILPANCINGO, Gro., 14 de enero de 2019.- El ex gobernador por el PRD, Ángel Aguirre Rivero, se deslindó de cualquier vínculo comercial o empresarial con su sobrino Igor Aguirre Vázquez, propietario de la empresa de seguridad a la que pertenecen los dos trabajadores detenidos por robo de gasolina en el Parque Industrial El Ocotito.

De manera extraoficial se conoció que los dos empleados de seguridad, detenidos por la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), pertenecen a la empresa privada Silimpia, propiedad de Aguirre Vázquez.

La noche del domingo, Aguirre Rivero publicó en su cuenta de Twitter: “Me deslindo de cualquier vínculo comercial o empresarial con el señor Igor Aguirre, quien ciertamente es mi sobrino, pero de ser cierto el señalamiento, él deberá asumir su responsabilidad”.

En un segundo mensaje exigió a las autoridades una amplia investigación sobre “el supuesto robo de huachicol”, tanto en El Ocotito como en otros municipios de Guerrero, “para que se castigue a quienes tengan alguna responsabilidad”.