CHILPANCINGO, Gro., 10 de junio de 2016.- El secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Ramos Reyes Guerrero deslindó al magisterio disidente de ser responsable de la  quema de las oficinas de la Subsecretaría de Educación Básica en esta ciudad capital.

En entrevista durante la marcha que realizó la Coordinadora, el dirigente Ramos Reyes se justificó al decir que el día de ayer jueves cuando se realizaron los daños a los edificios, se encontraba en la Ciudad de México y la Comisión que dejó a cargo “no ha informado de ese hecho”.

Asimismo negó que tras la quema de ese edificio público, la CETEG y algunos dirigentes sindicales se reunieran con el gobernador Héctor Astudillo Flores, como según dijo una fuente de Comunicación Social del gobierno del estado.

El dirigente sostuvo que en Guerrero la CETEG está en proceso de unidad de las dos fracciones, tal y como se hizo el llamado en el foro del pasado sábado.

A la marcha de este viernes acudieron cerca de cinco mil docentes entre integrantes de la CETEG, del Sindicato Único de Trabajadores del Colegio de Bachilleres (Sutcobach), Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) y los dos sindicatos de la Universidad Autónoma de Guerrero.