ACAPULCO, Gro., 4 de agosto de 2018.- Policías estatales que patrullaban en las inmediaciones del poblado de San Jeronimito, municipio de Petatlán, fueron agredidos en dos ocasiones por dos grupos de hombres armados que se trasladaban en dos camionetas particulares, lo que dejó un saldo de tres policías heridos y tres posibles agresores muertos.

De acuerdo con un comunicado del Grupo de Coordinación Guerrero, también se decomisaron dos armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas, una granada de fragmentación, un vehículo con reporte de robo y trajes con camuflaje.

El reporte oficial de la Policía indicó que “a las 09:05 horas de este 04 de agosto, elementos de la Policía Estatal, región Costa Grande, en coordinación con Policía Ministerial, al transitar por una brecha de terracería visualizaron dos vehículos, uno color blanco y otro gris, a bordo masculinos fuertemente armados, los cuales al notar la presencia de las unidades agredieron con disparos de arma de fuego”.

Y agregó que “se repelió la agresión donde perdió la vida un masculino que viste playera color azul, pantalón color café, una pechera color verde pixeleada, el cual portaba un fusil de asalto AK-47, conocido como “cuerno de chivo”, cuatro cargadores metálicos, 12 cartuchos calibre .50 y una camioneta Nissan Xtrail, matrícula NDU5019 con reporte de robo de fecha 18 de junio de 2018, mientras que el otro vehículo logró emprender la huida”.

Precisó que de la camioneta descendieron tres hombres armados que ingresaron a una casa aparentemente abandonada, mientras que los policías estatales al seguirles el rastro, a unos 600 metros, fueron nuevamente agredidos a balazos y, al repeler la agresión, dos presuntos delincuentes murieron en el lugar, donde fue asegurado un fusil de asalto AK-47 y una granada de fragmentación. Además otros dos agresores se dieron a la fuga.

En este segundo ataque resultaron heridos tres agentes, uno presenta una herida en el pecho del lado izquierdo, el segundo fue lesionado por esquirlas del lado izquierdo de la cara y el tercero por esquirlas en la cabeza, mientras que la patrulla de la Policía Estatal recibió cinco balazos.

Se informó que los efectivos recibieron atención médica y fueron reportados fuera de peligro.

A las 10:20 horas, al lugar de los hechos arribaron el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, peritos en criminalística y agentes de la Policía Investigadora Ministerial, quienes levantaron los cuerpos y los trasladaron a una funeraria habilitada como Servicio Médico Forense.