CIUDAD DE MÉXICO, 25 de junio de 2019.- Margarita Ríos-Farjat, directora del Servicio de Administración Tributaria (SAT), informó que desde el 2014 a junio del 2019, el número de Empresas que Facturan Operaciones Simuladas (EFOS), aumentó 31 veces y se evadieron 354 mil 512 millones de pesos por la emisión de facturas falsas.

Ríos Farjat destacó que esta práctica, la cual se buscará que se considere delito grave, ocasiona grandes pérdidas monetarias en Impuesto Sobre la Renta (ISR) e Impuesto al Valor Agregado (IVA), que alcanza el 46 por ciento de las cantidades ingresadas, mientras que a los empresarios se les hace ganar el 10 por ciento de comisión.

Agregó que está práctica aumentó considerablemente desde el 2014 al registrar 8 mil 204 EFOS, las cuales emitieron ocho millones 827 mil 390 facturas falsas, lo que representa 31 veces más de lo registrado hace cinco años.

También indicó que la cifra económica registrada desde el 2014 fue de 1.6 billones de pesos, de los que se presume se evadieron  354 millones, lo que significa el 1.4 por ciento del Producto Interno Bruto.

Ríos Farjat detalló que el 60 por ciento de los EFOS se encuentran en ocho estados de la república, encabezados por Ciudad de México, Jalisco y Nuevo León, además de que el 60 por ciento de estas son empresas tangibles (comercios, construcción, etc.) y otro 40 por ciento intangibles (servicios profesionales, servicios inmobiliarios, etc.).

La directora del SAT mencionó que la dependencia ya presentó 23 denuncias penales contra diversas empresas por simular así diversas operaciones, y en esta semana se harán otras cinco.

Además adelantó que van a citar a comparecer a notarios, directores de registros públicos y a todos los involucrados en redes de factureros, para transparentar todos los movimientos y evitar actos de corrupción.

La nota aquí.