ACAPULCO, Gro., 14 de marzo de 2019.- Trabajadores del astillero se plantaron en playa Manzanillo para impedir que autoridades de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Gobierno del Estado (Semaren) retiren cuatro embarcaciones que continúan en el lugar, para las cuales aseguran que tienen autorización de concluir su mantenimiento y regresarlas al mar.

La protesta comenzó desde las 8:00 de la mañana y en ella participan unos 30 hombres, quienes indicaron que el jueves, personal de Semarnat y Semaren acudió con remolques pequeños a retirar los barcos, pero al ver que no cabían, indicaron que regresarían este viernes.

En entrevista, el secretario general de la Unión de Carpinteros, Astilleros y Pintores de la Playa Manzanillo, Alberto Lara de los Santos, dijo que la protesta es la única manera en la que los gobiernos los toman en cuenta, pues cuando otros bloquean calles, hacen paros y marchas son recibidos, mientras que a ellos no los atienden y sólo los engañan.

Denunció que la alcaldesa Adela Román Ocampo les prometió hace unos días, cuando visitó la playa junto al gobernador Héctor Astudillo Flores, que los recibiría el jueves, pero nunca fueron convocados.

Mientras que el gobernador les aseguró que los atenderían el miércoles en las oficinas de la Promotora Turística, pero tampoco fueron llamados. Sin embargo, comentó que Astudillo Flores ya les comunicó que no hay dónde reubicar el astillero, por lo que se revisaría en qué parte de playa Manzanillo podría habilitárseles un espacio para trabajar, así como crear un horario para que su labor no afecte a los bañistas.

En otro tema, el presidente de la Unión de Sociedades Cooperativas Vanguardia de Guerrero, Arturo Pantoja Guatemala, acusó que desde hace unos días fue bloqueada la rampa pública de la playa, la cual es ocupada para subir y bajar embarcaciones, motos acuáticas, y que policías viales vigilan que no sea usada, e infraccionan a los que lo hacen.

Por lo anterior llamó a la presidenta municipal a que revise este problema, pues considera que son muchas agresiones contra el personal del astillero y prestadores de servicios turísticos.