ZIHUATANEJO, Gro., 23 de septiembre de 2020.- Transportistas locales se inconformaron ante el reciente reparto de concesiones que vino a saturar las diferentes rutas, por lo cal amagaron con un paro de labores de no obtener una alternativa por parte de las autoridades.

En conferencia de prensa luego de una reunión, detallaron que la Dirección de Transporte y Vialidad estatal entregó 135 nuevos permisos entre las modalidades de transporte liviano, urbano y suburbano.

Esta situación saturó todas las rutas y sumado a la pandemia, trajo consigo una baja en sus ingresos a más de un 50 por ciento. En total son 90 los concesionarios inconformes, quienes ya han llevado su queja por escrito a Miguel Ángel Piña Garibay, director de Transporte y Vialidad en Guerrero.  

Como alternativa pidieron la anulación permanente o temporal de las concesiones entregadas, de lo contrario no habrá ingresos para quienes ya contaban con sus permisos y para quienes recientemente los obtuvieron.  

Agregaron que el mantenimiento y el pago de una camioneta de pasajeros tipo Urvan tienen un costo de entre 14 mil y 15 mil pesos, pero actualmente los ingresos por día son de 200 pesos.