ACAPULCO, Gro., 5 de marzo de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores, sostuvo una reunión con representantes de las agrupaciones sociales, Tlachinollan, del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositoras a la Presa la Parota (Cecop) y el Movimiento por la Libertad de Presos Políticos del Estado de Guerrero (Molppeg), para dar seguimiento a las mesas de trabajo establecidas para revisar casos de 16 personas procesadas penalmente, además de refrendar su disposición de diálogo y respeto para que cada caso sea revisado en términos jurídicos y con apego a derecho.

En la reunión efectuada en la sala Vicente Guerrero en Palacio de Gobierno, el gobernador acompañado por el secretario General de Gobierno, Florencio Salazar Adame y el fiscal General del Estado, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, manifestó su interés de diálogo como única vía para resolver los problemas de Guerrero sin fricciones y sin apreciaciones políticas.

Astudillo Flores, acordó establecer una mesa de diálogo en términos jurídicos y de respeto mutuo, apegado a derecho y respeto a los derechos humanos.

Por su parte, el activista de la agrupación social, “Tlalchinollan”, Vidulfo Rosales Sierra, reconoció que se han tenido avances gracias a la voluntad y diversas reuniones y mesas de trabajo con el gobernador Héctor Astudillo Flores para revisar el proceso de 16 casos de presos de la organización CECOP.

Rosales Sierra, activista de la agrupación, “Tlalchinollan”, reconoció que a partir del diálogo con el gobernador el proceso ha caminado de una forma distinta, “nos ha permitido ir avanzando con el diálogo”.

Esta mesa de trabajo establecida el pasado mes de diciembre tiene el propósito de dar seguimiento al proceso judicial de 16 detenidos de la CECOP, entre ellos, Marco Antonio Suástegui Muñoz, quien fue detenido, luego que el 3 de enero de 2018, fue señalado de haber participado en hechos delictivos en poblado La Concepción perteneciente a los Bienes Comunales de Cacahuatepec, Municipio de Acapulco donde murieron 11 personas.

El Ejecutivo guerrerense también escuchó a integrantes del Colectivo Zapata Vive quienes refirieron haber sido denunciados por la empresa Costa Line, el pasado jueves 28 de febrero en Acapulco, tras haber sido acusados de haber robado un camión de pasajeros en la vía pública.

Ante la denuncia puesta ese mismo jueves por la empresa de autotransportes, agentes de la Policía Estatal, localizaron el camión reportado como robado y detuvieron a integrantes de esa agrupación “Zapata vive” y luego que la empresa decidió no proceder legalmente contra los señalados estos fueron liberados, lo que fue interpretado por los activistas como un acto de intimidación por lo que el gobernador se comprometió en revisar el caso.

A la reunión celebrada en Palacio de Gobierno, también acudieron, el subsecretario de Asuntos Políticos, Martin Maldonado del Moral y el subsecretario de Asuntos Políticos y Derechos Humanos, Rogelio Parra Silva.