CHILPANCINGO, Gro., 14 de febrero de 2019.- Integrantes de colectivos de familiares de desaparecidos en Guerrero, de organizaciones de derechos humanos y sociales, así como de agrupaciones feministas exigieron a los gobiernos federal y estatal la pronta aparición de los defensores indígenas Obtilia Eugenio Manuel e Hilario Cornelio Castro, quienes se encuentran desaparecidos desde el 12 de febrero.

En conferencia de prensa, Alfredo Pineda, de la Coordinadora Universitaria de la Universidad Autónoma de Guerrero, sostuvo que Obtilia Eugenio e Hilario Cornelio fueron interceptados en uno de los retenes sobre la carretera que va de Juan R. Escudero a Chilpancingo, instalados por hombres armados que se hacen pasar por miembros de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

La ex secretaria de Asuntos Indígenas durante el gobierno de Rogelio Ortega y activista, Martha Sánchez Néstor, informó que Obtilia Eugenio ha sido perseguida por el Estado desde el 2002, cuando fue una de las principales defensoras de las indígenas Inés Fernández y Valentina Rosendo, víctimas de violación por parte de soldados del Ejército.

En tanto la diputada local de Morena, Norma Otilia Hernández Martínez, anunció que desde el Congreso demandará la presentación con vida de la activista indígena, “porque ya es no es tema de partido, sino de justicia”.

A esta exigencia también se sumaron Diana Hernández, hija del extinto luchador social Ranferi Hernández, quien fuera dirigente de la organización indígena campesina Vicente Guerrero; María Guadalupe Rodríguez Narciso, representante del Colectivo de Desaparecidos y Asesinados en Guerrero, y la académica María Luisa Garfias Marín.