CHILPANCINGO, Gro., 11 mayo de 2017.- El director del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh), Mario Patrón Sánchez, consideró que la situación de violencia, desaparecidos y desplazados que se vive en Guerrero y en el país, es una macrocriminalidad en la que se suma el crimen organizado “privado y público”, para tener el control social.

Lo anterior en su participación en el foro Las víctimas de la ignominia de un Estado fallido; desaparecidos, ejecutados y desplazados, que se lleva a cabo en el Congreso local, al que también asistieron familiares de desaparecidos de Chilapa, Iguala, Chilpancingo y Acapulco.

Así como integrantes del Centro Regional de Defensa de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, el colectivo Contra la Tortura y la Impunidad, el Centro de Derechos Humanos Tlachinollan el colectivo Siempre Vivos de Chilapa, así como padres y madres de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Durante su participación, Patrón Sánchez sostuvo que a 10 años de que el Estado mexicano inició la guerra contra el narco, se tienen registros de 160 mil personas asesinadas, más de 30 mil desaparecidos y 300 mil familias desplazadas.

Recordó que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) ha dicho que en México existe una macrocriminalidad, en la que el narcotráfico y los gobiernos se unen para desarrollar estrategias y apoderarse de la economía regional mediante negocios ilícitos, y defender el trasiego de droga, haciendo omisión en las investigaciones de los asesinatos y todo hecho violento.

El director del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, sostuvo que la macrocriminalidad se aplicó en Guerrero desde los años 60, y afirmó que seguirá mientras haya políticos que protejan o estén vinculados con el crimen organizado.

Por su parte, Manuel Olivares Hernández, del Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, indicó que en el caso de Chilapa, el crimen organizado se formalizó bajo el pretexto de policías comunitarios, como la Policía por la Paz y la Justicia, y que pese a las operaciones de seguridad federales y estatales, los hechos de violencia continúan día con día.

El foro se desarrolla en la biblioteca del Congreso, sin la presencia de ninguno de los 45 diputados que integran la legislatura local.

De acuerdo con fuentes en línea, la macrocriminalidad es la conducta penal que ocasiona una pluralidad de víctimas determinadas, como es el caso del genocidio o del terrorismo, y se caracteriza por una crueldad excepcional, además de producir un profundo desorden e inquietud en la sociedad.