CHILPANCINGO, Gro. 19 de diciembre de 2014.- Conforme al Sur de Acapulco, la Secretaría de Gobernación condicionó a la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) la respuesta de su pliego petitorio, en el que la demanda principal es la derogación del artículo Tercero y del 73 de la Constitución sobre la reforma educativa, a cambio de que la organización deje de manifestarse en la entidad.

 

El dirigente de la CETEG, Ramos Reyes Guerrero informó que el martes una comisión de la organización que él encabezó se reunió con el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, los maestros propusieron la instalación de ocho mesas de trabajo denominadas estabilidad laboral, gestoría laboral, educación de los pueblos originarios, profesionales y educativas, económica, social, jurídica y política.

 

Además, Ramos Reyes pidió que se atiendan las necesidades médicas de los 26 heridos a consecuencia de los ataques que estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos recibieron de parte de la Policía Municipal de Iguala el 26 y 27 de septiembre, en donde fueron asesinadas 6 personas y 43 normalistas detenidos-desaparecidos.

 

En la reunión del martes con Luis Enrique Miranda plantearon temas “meramente administrativos, de naturaleza educativa”, informó.

 

Ayer, una comisión de gestores de diferentes niveles edtivos se reunió nuevamente con Luis Enrique Miranda en la ciudad de México en busca de una respuesta al pliego petitorio, a las 8 de la noche Ramos Reyes informó que la mesa de trabajo con el subsecretario de Gobernación continuaba pero declaró que “dijo (Miranda) que ellos resolverían un problema pero (que los maestros) ya no se muevan”.

 

La CETEG ha realizado diversas manifestaciones en el estado que se intensificaron cuando la organización se unió a la lucha de la Normal Rural de Ayotzinapa el 27 de septiembre, día en que los maestros tuvieron conocimiento de la desaparición de 57 personas, la lista se redujo a 43 luego de que un grupo de normalistas se presentaron en las instalaciones de la Normal e informaron de la detención del resto de sus compañeros.

 

Desde entonces la CETEG ha encabezado distintas movilizaciones en demanda de la presentación con vida de los normalistas detenidos-desaparecidos, como marchas, bloqueos a carreteras, protestas y la clausura de las sedes del Instituto Nacional Electoral (INE) en el estado, así como del poder judicial.

 

El 8 de octubre, la CETEG instaló un plantón en la plaza cívica Primer Congreso de Anáhuac para exigir al gobierno federal la presentación con vida de los normalistas, el esclarecimiento de los ataques en Iguala, castigo a los autores materiales e intelectuales de la masacre y juicio político al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero, al ex presidente municipal José Luis Abarca Velázquez y a su esposa María de los Ángeles Pineda Villa.

 

Leer más en El Sur de Acapulco