CHILPANCINGO, Gro., 21 de septiembre de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que el desalojo de efectivos de la Guardia Nacional y policías estatales a presuntos comunitarios de Petaquillas que bloquearon la carretera a Acapulco, se debió a que se busca “impedir que ese tipo de organizaciones de personas armadas se coloquen en lugares donde causen temor”, en alusión al retén que intentaron volver a colocar.

“Es una decisión que se tomó y se va continuar en esa ruta, de impedir que ese tipo de organizaciones de personas armadas, se coloquen en lugares donde causan mucho temor. Yo mismo he tenido la oportunidad de pasar por ahí y yo creo que es conveniente que este retén ya no exista”, dijo en breves declaraciones la mañana de este sábado, tras asistir a la fiesta religiosa del barrio de San Mateo en Chilpancingo.

Respecto a los manifestantes detenidos, entre ellos el comisario de Petaquillas, Ángel Felipe Pérez, Astudillo Flores indicó que se encuentran en la Fiscalía General de la República y confió en que una vez terminados los cauces legales, los habitantes puedan ser liberados.

Sobre el asesinato de un hombre el viernes en plena avenida Costera de Acapulco, el mandatario pidió no dejarse llevar por hechos de “alto impacto”, sino revisar los números y el conteo que se hace a nivel estatal, en referencia a las estadísticas de incidencia delictiva difundidas ese mismo día por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las cuales afirman que en Guerrero ha disminuido la violencia.

A la celebración en la iglesia de San Mateo, Héctor Astudillo acudió acompañado del senador del PRI, Manuel Añorve, el alcalde de Chilpancingo, Antonio Gaspar, el diputado local de Morena, Ricardo Castillo Peña, y el secretario de Finanzas, Tulio Pérez Calvo.