ACAPULCO, Gro., 27 de abril de 2020.- El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que no reaccionará con la fuerza pública para disminuir la movilidad, a pesar de que comenzaron los días “más complejos, más difíciles” de la pandemia que se encuentra en Fase 3.

Insistió en que los mercados “siguen siendo un delicado foco de posibilidad de contagio”, pues acuden muchas personas sin protección y no hay aplicación de medidas de restricción para el ingreso.

Señaló que aunque la afluencia en las calles disminuyó, no es suficiente y “hace falta mucho” para detener la cadena de contagios, por lo que de nueva cuenta convocó a los alcaldes a colaborar y aumentar los perifoneos y los llamados a que las familias se queden en sus casas y “pongan de su parte”.

Dijo que se idea un plan para disminuir la cantidad de vehículos del transporte público, pues continúan circulando.

Subrayó que hay un alarmante aumento de defunciones. “En 16 días, de seis nos fuimos a 31. Creció muchísimo, creció 520 por ciento, esto es 25 casos más”, recalcó.

“Estamos en la Fase 3, tenemos que colaborar todos. En el gobierno del estado nos hemos repartido la chamba secretarios, secretarias para darle seguimiento a todo lo que corresponde a hospitales, a las camas Covid”, informó Astudillo Flores.

Del bloqueo que hubo el domingo en Copala, pidió no generar un problema adicional al que ya existe y cuidarse para evitar más contagios.

El incendio

Durante la transmisión diaria por Facebook, Héctor Astudillo informó que el gobierno estatal tuvo que intervenir en la sofocación del incendio cerca del puente La Marquesita, entre Llano Largo y la unidad habitacional Luis Donaldo Colosio en Acapulco.

“He estado atento y ese incendio lo vamos a terminar a como dé lugar, porque está afectando muchísimo a la salud de las familias, de muchos niños que viven por La Marquesita, por Colosio y otra unidad. Hay un grave problema con ese incendio. Nos cerraron y tuvimos que ir a quitar los candados que pusieron”, dijo.