CIUDAD DE MÉXICO, 25 de julio de 2019.- Autoridades de Baja California y de la actual Fiscalía General de la República (FGR) integran un expediente criminal que implica a una banda de falsos periodistas que, bajo amenazas de armar campañas de desprestigio en medios y redes sociales, extorsionan a empresarios, funcionarios públicos y políticos.

El periodista Daniel Lee documentó desde abril pasado que con expedientes y carpetas de investigación que se integran en la FGR y en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de Baja California, están identificados miembros de esta red, incluso algunos con antecedentes penales y vinculados presuntamente con el cártel de Tijuana.

Este jueves, José Santiago Correa Collazo, llegó por la mañana a Palacio Nacional para protestar dentro de un ataúd, en contra de la corrupción que existe en Baja California y supuestas amenazas que ha recibido en su contra.

Este hombre es señalado por empresarios como líder de una serie de campañas de desprestigio a través de blogs, redes sociales y sitios de internet.

En las indagatorias se registra que hombres encabezados por Correa Collazo, quienes se presentan como comunicadores, hacen alarde de relaciones con periodistas de medios de comunicación reconocidos y utilizan sus nombres como punta de lanza para amenazar a sus víctimas de que si no pagan cuantiosas sumas de dinero “publicarán supuesta información comprometedora”.

“Operan con mayor saña en Tijuana, Baja California. Se trata de un grupo que igualmente hace cobro de piso y amenaza con hacer virales información falsa para afectar no sólo su trabajo sino también a sus familias”, refiere el periodista.

De los expedientes, dos radicados en la PGJE y la otra en la FGR, en la que se abrió una investigación por delincuencia organizada, se desprende que entre sus actividades delictivas está el probable lavado de dinero a través de negocios de distintos giros en esa ciudad fronteriza.

Testimoniales de varios de los afectados por estos extorsionadores dan cuenta de la impunidad con que se mueven. “Nadie los toca”, dicen, por lo que hacen un llamado urgente a las autoridades judiciales a no dejarse sorprender ya que se sabe que Correa Collazo, ahora prófugo de la justicia tramita un amparo bajo el expediente 497/2019, en ante Juez Noveno de Distrito en Ensenada, Miguel León Bio, en tanto este sujeto sigue operando sus campañas negras en sus blogs, redes sociales y sitios de internet.

De acuerdo con el expediente del caso 03309/2018 NUC No. 04-2018-55438, el jefe de la banda es José Santiago Correa Collazo, a quien se le relaciona con René Arzate García, presunto miembro del cártel de Tijuana conocido como La Rana.

Más información aquí.