CIUDAD DE MÉXICO, 10 de noviembre de 2019.-  En el proyecto del Tren Maya, no se impondrá nada que afecte al medio ambiente o que se quede a medias, aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

“No se impondrá nada. (…) No queremos echar a andar algo que no vaya a terminarse y que nos pongan tantas piedras en el camino. No dejaremos nada a medias”, enfatizó durante la asamblea que encabezó este domingo en Calakmul, Campeche.

Reafirmó que no afectará el ambiente ni las zonas arqueológicas, “al contrario, lo que queremos es que se conozca la gran riqueza artística y cultural que hay en esta región y que con el turismo podamos dar trabajo, empleos y que haya bienestar en la Península de Yucatán”.

La nota completa aquí.