URUAPAN, Mich., 4 de febrero de 2020.- El gobernador, Silvano Aureoles, sin dar mayores detalles dijo que no permitirá que Uruapan sea cuna de disputas de cárteles delictivos y anunció una reestructura en cuestión de seguridad coordinada por los tres órdenes de gobierno, “no vamos a ser rehenes de los delincuentes, en especial Uruapan”.

“Nuestra responsabilidad y obligación es garantizar la seguridad y actuar contra cualquier acto de violencia, venga de donde vega”, acotó el gobernador durante una rueda de prensa en la Perla del Cupatitzio, acompañado de mandos policiales y militares.

El jefe del Ejecutivo estatal aseguró que han reorganizado la presencia con efectivos del Ejército Mexicano, con Guardia Nacional, Policía Michoacán, y Policía Municipal y agentes de Policía Investigadora Ministerial y en coordinación con la Fiscalía Regional y la de la República.

La nota aquí.