ACAPULCO, Gro., 1 de febrero de 2018.- El gobernador Héctor Astudillo Flores dijo que está al tanto de la información del presunto hallazgo de cuerpos de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, pero aclaró que aunque se está investigando, no hay nada confirmado y esto “es un trascendido nada más”.

En entrevista en el hospital del ISSSTE de Acapulco, tras la entrega de equipo, también se le preguntó sobre la versión de que cinco comerciantes veracruzanos desaparecieron en Chilapa, a lo que respondió “hay también una información relacionada con eso y se está investigando, pero tampoco hay algo concreto, algo formal”.

Sobre las críticas a nivel nacional por los hechos de violencia en Guerrero, Astudillo Flores reiteró que los indicadores del estado no sólo no subieron, sino que bajaron entre 1.3 y 1.7 por ciento, aunque reconoció que no es un número significativo, por lo que aseguró que el reto de este año es disminuir los índices aún más.

“Nosotros no subimos, la mitad de los estados de la República subieron sus indicadores, nosotros nos mantuvimos igual, aunque esto suene que no es una solución, pero es un dato muy importante… Ahora lo que procede es bajar el indicador, es el reto de este año”, dijo.

Asimismo indicó que algunos casos son de alto impacto, como el de la joven nutrióloga asesinada y cocinada en Taxco, la desaparición de una pareja y su bebé en Chilapa, y la riña a balazos en un bar de Acapulco, mismos que “elevan por supuesto la magnitud del problema, pero si ustedes observan en el país, Guerrero no es el icono de la violencia”.

Respecto a la cantidad de feminicidios que se han dado en la entidad y la falta de resultados, el gobernador admitió que “no se pueden resolver como uno quisiera porque no es un asunto sencillo”, sin embargó afirmó que “de todos hay un seguimiento, algunos se logran detener, algunos no”.

En cuanto a la situación de los policías comunitarios, apuntó que estos grupos tienden a convertirse “en un problema de seguridad para la población y para muchas personas que transitan donde están ellos” porque “la mayoría de ellos transitan fuera de la ley y en muchos de los casos se dedican a enfrentarse a otros grupos similares”.

En otro tema, el gobernador llamó a los Ayuntamientos que deben al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG) a que paguen, pues “no es justo ni tampoco es viable ni posible financieramente que el Ejecutivo del estado pague todo el dinero que le corresponde a municipios e instituciones”, además de pedir que no se queden con las cuotas de los trabajadores para utilizarlas en otras cosas.