CIUDAD DE MÉXICO, 30 de octubre de 2018.- En algunos medios de comunicación y redes sociales se ha difundido que el arzobispo primado emérito de México, cardenal Norberto Rivera Carrera, abandonará el país por seguridad tras la balacera ocurrida en su casa, sin embargo el padre Hugo Valdemar, que fue vocero del purpurado durante 15 años, rechaza esas afirmaciones.

El pasado domingo 21 de octubre, tres sujetos irrumpieron en la casa del cardenal Rivera, en Ciudad de México, y comenzaron un tiroteo. Al repeler a los atacantes, el policía José Javier Hernández Naba, miembro de la escolta del Purpurado, fue herido de bala y falleció minutos más tarde, derivado del enfrentamiento un presunto delincuente se encuentra herido de gravedad y dos más se encuentran prófugos de la justicia.

En entrevista para la Agencia Católica de Informaciones, el padre Valdemar, ex director de comunicaciones de la Arquidiócesis Primada de México, aseguró que “ese rumor, esparcido “de mala fe” por la periodista Sanjuana Martínez, “es absolutamente falso. El Cardenal Rivera está en su casa, haciendo su vida normal”.

En efecto, Sanjuana Martínez dijo al medio mexicano Sin Censura que el objetivo del tiroteo era un secuestro o un asesinato del arzobispo primado emérito, y aseguró que “el Cardenal deja México precisamente por esta situación”.

El padre Valdemar señaló que “por desgracia, las especulaciones son inevitables, incluso las más fantasiosas y de mala fe. Pero lo cierto es que, a una semana de los hechos y siguiendo las investigaciones que viene haciendo la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México, cada vez queda más claro que se trató de un intento de robo a mano armada”. “No hay un solo dato objetivo que apunte en otra dirección. Los asaltantes forman parte de una banda de ladrones de autos y de casa habitación y no hay indicio alguno de que sean secuestradores o sicarios”, dijo.

Más información aquí.