CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2019.- En el nuevo régimen del país que emprende la llamada Cuarta Transformación, el presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, su solidaridad expresada en la crisis de violencia en Culiacán, Sinaloa, y en los lamentables hechos en los que perdieron la vida niños y mujeres de la familia LeBarón.

En un mensaje con motivo de su Primer Año de Gobierno, el titular del Ejecutivo federal reconoció que ambos casos el presidente estadounidense ofreció a México ayuda y respeto, sin embargo, afirmó que el Gobierno mexicano cumplirá soberanamente con hacer justicia, pero no se acepta ningún tipo de intervención. 

“Somos un país libre y soberano”, agregó en su discurso ante simpatizantes y militantes de Morena que se dieron cita en la Plaza de la Constitución para celebrar el primer año de gobierno de izquierda en México.

En materia de política migratoria destacó un cambio radical con respecto a lo que se hizo en el pasado reciente, pues el propósito del actual gobierno de México es que ningún ciudadano se vea obligado a abandonar su hogar, donde nació, por pobreza o cualquier otra razón. 

La nota aquí.