CHILAPA, Gro. 27 de noviembre de 2014.- El acalde de Chilapa, José Francisco García González, admitió que la disputa de territorio que mantienen cárteles del narcotráfico, “me sobrepasó”, por lo que desde el pasado 20 de octubre solicitó a la Federación la presencia de elementos de la Gendarmería, pero “sólo enviaron soldados”.

 

En conferencia de prensa, el edil priista, dijo que había comunicado a la Federación sobre la disputa que mantienen cárteles de la droga en Chilapa, sin embargo el único apoyo que hubo fue el de los elementos del Ejército, que llegaron el 21 de octubre.

 

Informó que planteó la presencia de fuerzas federales como “medida de prevención”, por todos los hechos ocurridos en Chilapa, municipio a una hora y media de Chilpancingo, donde la violencia se recrudeció desde julio de este año.

 

La petición de seguridad, explicó, se hizo a partir del secuestro de la regidora perredista, Diana García Flores, plagiada por la mañana cuando se dirigía a sus clases de contabilidad en la Universidad Tecnológica de ese municipio.

 

Además, del 9 al 11 de julio en jornadas violentas; algunos enfrentamientos, otras muertes dirigidas, se reportaron al menos 14 muertos.

 

En esa fecha, el primer enfrentamiento ocurrió la noche del miércoles 9 en el zócalo de Chilapa, el cual dejó el saldo más numeroso ocho personas abatidas, 7 policías, un policía municipal y un taxista.

 

 

Fuente original:

http://www.eluniversal.com.mx/estados/2014/chilapa–1057749.html