Continuando con las definiciones contemporáneas de la Ciencia Política, en esta colaboración, expongo el concepto del Socialismo del Siglo 21 o mi interpretación del “socialismo hegemónico”.

El Socialismo del Siglo 21 es un concepto que aparece en 1996, a través de Heinz Dieterich Steffan. El término adquirió difusión mundial al ser mencionado en un discurso por el ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez, el 30 de enero de 2005, en el quinto Foro Social Mundial.

Los países que se identifican, adoptan y promueven estos conceptos son Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia.

El modelo de Estado socialista del socialismo del Siglo 21, es un “socialismo revolucionario” que, deviene directamente de la filosofía y la economía marxista, y que se sustenta en cuatro ejes: “el desarrollismo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa y protagónica y las organizaciones de base”.

Dieterich, en su obra Socialismo del Siglo 21 se funda en la visión de Karl Marx sobre la dinámica social y la lucha de clases. Dieterich revisa la teoría marxista con ánimo de actualizarla al mundo de hoy, incorporando los avances del conocimiento, las experiencias de los intentos socialistas, develando sus limitaciones y propuestas concretas tanto en la economía política como en la “participación democrática de la ciudadanía” -para construir, supuestamente- “una sociedad libre de explotación”.

Resumiendo, el socialismo del Siglo 21, propone la necesidad de un “reforzamiento radical del poder estatal democráticamente controlado por la sociedad para avanzar -presuntamente- al desarrollo”.

Tomando en consideración que está en curso el proceso electoral que culminará con la jornada electoral el próximo 1 de julio, es importante que usted, amable lector, observe y escuche con detenimiento las propuestas y consignas electorales de los candidatos para normar su criterio y ejercer con toda libertad su derecho universal al voto con el que  elegiremos a los próximos representantes a cargos de elección popular: regidores, alcaldes, diputados locales y federales, senadores, en algunos estados, gobernadores y presidente de la República.

Como siempre, usted tiene la mejor opinión.