ACAPULCO, Gro., 16 de junio de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo Flores llamó a no permitir que la entidad “sea laboratorio” político y adelantó en conferencia de prensa que buscará una reunión con el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador para hablar de los problemas del programa de fertilizante.

Lo anterior, a cuatro días de que campesinos de la región de La Montaña mantienen retenido al subdelegado regional del gobierno federal Julio Lázaro Bazán, en la cancha de una primaria en la comunidad de Tlatlauquitepec y bloquean el  crucero de la carretera federal Tlapa-Chilapa, en exigencia de la entrega de fertilizante que durante 24 años han tenido.

“Espero que haya reacción pronta, porque no la ha habido. El problema se originó desde la federación”, expuso Astudillo Flores, quien estuvo acompañado del secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Territorial (Sagadegro), Juan José Castro Justo.

Añadió que hay 28 municipios identificados como focos rojos, pues los alcaldes señalaron que los servidores de la nación se conducen con tintes políticos y la federación los ignora.

Al respecto, reiteró: “el programa de fertilizante no tiene partidos políticos y no lo queramos hacer político, partidista. Convoco a todas las voces que quieren responsabilizar al gobierno estatal a participar de manera responsable”.

Señaló que “fue un error abrir la inscripción de agricultores”, pues quieren entregar menos y, tampoco hubo “habilidad” para manejar el programa; no obstante que su gobierno ha estado siempre en disposición para que todo marche bien en beneficio de las comunidades.

Los inconformes en La Montaña, indicó, no quieren actuar de una manera más razonada sino hasta tener 30 camiones con fertilizante, cuando apenas van 17.

Destacó que para la operación del programa “hubo falta de humildad para reconocer puntos sensibles para hacer mejor el reparto. Nadie se opuso a que el programa funcionara mejor”.

Indicó que “si no se actúa a tiempo se va a complicar más” y añadió que para no desvirtuar una noble intención del presidente Andrés Manuel, pues la producción es para autoconsumo, debe haber mayor apertura, puesto que el tema “amerita mayor sensibilidad”.

Reclamó que como gobierno estatal “no fuimos escuchados para tratar de resolver lo que siempre se vio como un problema: los vales y las listas”.

Afirmó que hay 50 mil toneladas de fertilizante en las bodegas de Tierra Caliente, y la región Centro, pero no se han repartido, por lo que “se comienza a generar inquietud”.

Por su parte, Castro Justo indicó que el gobierno federal estima repartir 130 mil toneladas del producto.

Recordó que el año pasado, los campesinos de La Montaña, cerraron la carretera el 12 de mayo y por ser “pacientes”, hasta estas fechas decidieron bloquear la misma vía.