ACAPULCO, Gro., 26 de junio de 2014.- El subsecretario de Regulación, Control y Fomento Sanitario de la Secretaría de Salud estatal, Felipe de Jesús Kuri Sánchez, reveló que la deficiente cloración del agua que se distribuye por medio de la tubería de Capama provoca enfermedades gastrointestinales.

En declaraciones a reporteros luego de hacer una visita al palacio municipal, donde sostuvo una reunión con el alcalde Luis Walton y el titular del organismo operador del agua, Benito Trujillo Sánchez, el funcionario de salud estatal estimó que más del 15 por ciento del agua que se envía a las viviendas no tiene la cloración adecuada.

Más o menos un 85 por ciento de eficiencia en cloración, pero el otro 15 por ciento se les barre, ese es el problema, por eso mandamos a llamar a la gente de CAPAMA para que pongan más atención a eso y puedan clorar el agua en un 100 por ciento”.

Explicó que derivado de la deficiente cloración, muchas personas que toman el agua que sale de la llave, consume distintas bacterias y de ello se derivan enfermedades diarreicas y de la piel.