CHILPANCINGO, Gro., 20 de noviembre de 2017.- El Centro Regional de Defensa de los Derechos Humanos, José María Morelos y Pavón (Centro Morelos) y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), informaron que a petición de la Fiscalía General del Estado (FGE) se suspendió el trabajo pericial que realizaban a los cuerpos del Servicio Médico Forense (Semefo) en la capital, para identificar a posibles desaparecidos de Chilapa.

Lo anterior debido a la que no existen las condiciones sanitarias en el Semefo de Chilpancingo por la falta de funcionamiento de sus dos cámaras frigoríficas almacenadoras y por la saturación de cuerpos.

En un comunicado conjunto se mencionó que el 15 de noviembre la FGE les notificó que tendrían que parar los trabajos periciales, luego de que el pasado 6 de noviembre comenzó la segunda etapa de identificación de restos de nueve personas que podrían ser los que buscan los familiares de Chilapa.

Los argentinos trabajaron sólo nueve días, ya que el 14 de noviembre la contingencia sanitaria en el Semefo de Chilpancingo se agudizó, mismo día en que trabajadores de la FGE pararon labores por el fuerte olor de los cadáveres.

En el Semefo de la capital de Guerrero permanecen cuerpos que llegaron desde octubre y suman ya aproximadamente 400, la mayoría sin reclamar y varios de ellos en estado de descomposición, o partes de cuerpos que encuentran en la zona Centro de la entidad, entre decapitados, quemados y otros recién asesinados.

El Centro Morelos y el EAAF indicaron que el trabajo pericial concluiría este martes 21, y en los últimos días se realizaban muestras genéticas a cadáveres que presuntamente corresponden a personas desaparecidas de Chilapa, Zitlala y Atlixtac que son buscadas por integrantes del colectivo Siempre Vivos desde mayo del 2015.

Tras la suspensión de los trabajos, el Centro Morelos y EAAF señalaron que “es preocupante porque repercuten en las familias que están esperando los resultados del peritaje independiente que realiza el EAAF”.

De acuerdo con las últimas cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública, en Guerrero se registraron 2 mil 213 homicidios dolosos en el 2016 y hasta octubre de este año van cerca de mil 900 muertos.