• Elba Esther sella su alianza político-electoral con El Peje para el 2018
  • El pacto incluye el reparto de posiciones en todo el país y su liberación
  • El mensaje a Los Pinos: o la libera pronto Peña o saldrá en diciembre

 

Ya está el acuerdo.

Su explicación: los tiempos han cambiado.

En 2006 eran enemigos irreconciliables y por ello Elba Esther Gordillo decidió poner su capital a favor del panista Felipe Calderón.

No era amor por el tabasqueño, sino odio hacia el priísta Roberto Madrado y temor a ese peligro para México llamado Andrés Manuel López.

Ganó y disfrutó de su máximo poder como no lo hizo ni con Carlos Salinas -quien defenestró a Carlos Jonguitud y le entregó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE)-, Ernesto Zedillo o Vicente Fox.

En premio -¿quid pro quo?- pudo influir para el nombramiento de su yerno Fernando González como subsecretario en Educación Pública, crear un partido para sí -Nueva Alianza (Panal)- y muchas otras posiciones claves.

Algunas:

El Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) con Roberto Campa, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) con Miguel Angel Yunes, la Lotería Nacional (Lotenal) a través de varios cercanos: Francisco Yáñez, Miguel Angel Jiménez…

Esas posiciones a la vista más diputaciones, senadoras, alcaldes, regidoras, etcétera.

Un sexenio de gloria cuyo final encontró en el aeropuerto de Toluca en febrero de 2013 con un presidente, Enrique Peña Nieto, al cual impulsó por odio a Josefina Vázquez Mota y, una vez más, temor a ese peligro para México conocido como el señor López.

 

DEL ESTADO DE MÉXICO AL PAÍS ENTERO

 

El 2017 inauguró una nueva época.

Encarcelada por una gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y todavía con los rescoldos contra la panista Josefina Vázquez Mota, quien no pudo arrebatarle el sindicato, Elba Esther Gordillo encontró un acuerdo con Andrés Manuel López.

La excusa: una maestra de la Sección 36, Delfina Gómez, es maestra y enfrentaba al sistema como candidata por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el estado de México contra el priísta Alfredo del Mazo.

De las elecciones de junio a esta fecha todo avanza.

Mensajeros de uno y otro van y vienen.

El compromiso está sellado: La Maestra, su gente y los remanentes de su fuerza política, en el magisterio y fuera del magisterio, estarán al servicio del tabasqueño para el 2018 en su ambiciosa búsqueda del poder federal.

Como en el estado de México, tendrá dos operadores clave: su yerno Fernando González y Rafael Ochoa Guzmán, fiel escudero al cual le retiró su apoyo cuando decidió sustituirlo con Juan Díaz Aguirre en la Secretaría General del SNTE.

El tiempo de la venganza ha llegado para Elba Esther.

 

Y SI PEÑA NIETO NO LIBERA A LA MAESTRA…

 

1.- La disyuntiva ha llegado ya a Los Pinos, al presidente Enrique Peña y su partido:

-O ellos liberan a Elba Esther Gordillo o la soltará Andrés Manuel López sin cargo alguno y hasta con disculpa pública en cuanto arribe al poder.

2.- La política de nivel se hace con actores de primera.

El café de la semana pasada entre Margarita Zavala, Miguel Mancera y Rafael Moreno Valle tuvo operadores clave: Luis Serna, secretario particular del jefe de Gobierno, y Carlos Salomón, asesor y operador de citas.

Y obvio, dígase cuanto se diga, el encuentro caló donde debe, en las entrañas de las ambiciones del dirigente panista Ricardo Anaya.