ACAPULCO, Gro., 6 de septiembre de 2018.- El gobernador Héctor Astudillo Flores informó que diversas escuelas y rutas del transporte público suspendieron labores luego de la irrupción de un grupo armado a comunidades de la sierra de Guerrero, que dejó como saldo un policía muerto y cinco heridos, así como seis vehículos incendiados y la comisaría y comandancia baleadas.

En entrevista en el Centro de Convenciones de Acapulco, el gobernador dijo que la situación ya fue controlada y que se reforzó la presencia de policías estatales y militares en la zona atacada.

“Ni siquiera fue un enfrentamiento, fue una agresión que recibió la Policía Rural y en donde falleció lamentablemente un policía del estado que iba a sus operaciones normales. Sin duda esto es acción de un grupo delictivo armado que representa intereses y ese fue el motivo por el cual fueron a agredir, en este caso no sólo a la comisaría, sino incendiar los carros. En este momento la información que tengo es que las cosas están normalizadas y esperamos que todo se mantenga normal, esta reforzada la zona”, indicó.

Sobre los reportes de secuestro de maestros en el área, Astudillo Flores señaló que las autoridades no han tenido registro de ningún hecho de ese tipo, pero afirmó que ya preparan una operación para que los profesores regresen.

“No es asunto sencillo, hoy hay una reunión en Chilpancingo para intentar que se vuelva a la normalidad, este acontecimiento no lanza un buen mensaje, tenemos que cuidar mucho a los maestros para que se regresen a clases allá”.

Por otra parte, el mandatario dio a conocer que no tiene programado acudir a la toma de protesta de ningún alcalde electo, pero dejó en claro que está en espera de las invitaciones para ver a cuál puede acudir, según se lo permita su agenda.