CHILPANCINGO, Gro., 20 de octubre de 2018.- Más de mil personas encabezadas por el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, marchan en la capital para defender el derecho a la vida y rechazar la legalización del aborto.

Niños, jóvenes, adultos y ancianos salieron del parque Margarita Maza de Juárez y avanzan por la avenida Insurgentes, para dar vuelta en la calle Miguel Alemán en el monumento Unidos Por Guerrero y concluir en el centro de Chilpancingo.

Con consignas de “vida sí, aborto no” y “cuando pediste el voto no dijiste aborto”, los manifestantes llaman a los diputados locales y federales a no legislar sobre el aborto ni hacer caso a la iniciativa de ley de voluntad anticipada que anunció la futura secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Además exigieron al próximo gobierno federal que elimine de la agenda nacional la discusión del aborto.