• Frente y estrategia de la oposición contra Yasmín Esquivel
  • Ni ministra el martes ni comisionados de la CRE, acuerdan
  • El INE negocia sus servicios electorales para el PRI y el PRD

Esta información tiene varias partes.

La primera:

No fue posible designar –la democracia está condicionada al voto libre- nueva ministra porque hubo mucha oposición a la terna enviada por Andrés Manuel López Obrador al Senado de la República.

El rechazo de la oposición –Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD), Movimiento Ciudadano (MC) e independientes- estaba cantado.

Aquí lo informamos ayer y no hubo novedad.

La sorpresa fue al interior del gobernante Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Partida en dos bandos, uno liderado por Ricardo Monreal y otro por Martí Batres, dedicado a torpedear acuerdos, la bancada de esa fuerza tampoco logró el consenso.

La instrucción de ya saben quién era, es y seguramente será nombrar ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a Yasmín Esquivel.

¿Por qué hay resistencia interna?

Porque tanto la esposa del empresario José María Riobóo como las otras dos candidatas, -Celia Maya y Loretta Ortiz- tienen línea de Palacio Nacional y advierten conflicto de interés.

Ante tal reacción, fue muy honesto Monreal cuando declaró la falta de consenso y decidió operar para posponer tanto las negociaciones como la discusión y votación de la terna.

NI MINISTRA NI COMISIONADOS DE LA CRE

Segunda parte de esta historia:

La oposición y la independencia senatorial no encontraron méritos en la triada de Palacio y casi por casualidad dialogaron hasta vertebrar una negativa sólida para cualquiera de las tres.

Como en la construcción constitucional de la Guardia Nacional, sintieron la fuerza de su opinión y ya discuten una estrategia para tampoco entregar sus votos a Morena el martes próximo.

Y no nada más eso:

Analizan otros nombramientos, los candidatos y atrás del rechazo a la imposición de una ministra leal al Poder Ejecutivo, ya discuten cómo impedir la designación de comisionados de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Las negociaciones se dan en doble vía.

El primer frente son las bancadas coordinadas por Miguel Angel Osorio Chong (PRI), Mauricio Kuri (PAN), Dante Delgado (MC), Miguel Angel Mancera y Emilio Alvarez Icaza.

Y el segundo son los dirigentes de esos partidos políticos, sin los cuales Ricardo Monreal no podría aglutinar “los once o 12” votos –dato suyo- faltantes para alcanzar los 85 necesarios.

El martes veremos la solidez de los coordinadores y de los dirigentes partidistas, pero sobre todo la lealtad de los senadores… porque nuestro peor déficit político es la congruencia.

EL INE VENDE SUS SERVICIOS A PRI Y PRD

El Instituto Nacional Electoral (INE) está de subasta.

De momento tiene dos clientes: el PRI y el PRD.

Sus dos dirigentes, respectivamente Claudia Ruiz Massieu y Angel Avila, han acudido al organismo de Lorenzo Córdova para organizar sus elecciones internas.

Dato curioso: las dos serían en agosto y los servicios múltiples.

Corroborar los padrones, poner al menos una casilla en cada sección y ahí captar los votos electrónicos.

-¡Sí, electrónicos! Pero no nos cobres caro.

Las negociaciones avanzan bien y la semana próxima podrían firmarse los convenios respectivos.

Y 2.- no pasó desapercibida en el centro del poder la actividad desarrollada en Estados Unidos por Alfonso Cepeda, dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Estuvo en San Diego para promover acuerdos bilaterales para atender a niños y jóvenes migrantes en ambos lados de la frontera, al margen de su situación migratoria.

Así, poco a poco, Cepeda se fortalece a ojos de ya saben quién y no debería tener problema para completar el período para el cual fue elegido Juan Díaz de la Torre.