• La mafia del poder busca al traidor que los delató en Palacio Nacional
  • Fue en la boda de la hija de Juan Collado y hasta grabación la entregó
  • El Jefe Diego fue la estrella de la noche y con los mejores comentarios

Ellos sabrán cómo obtuvieron la información.

Muy poderosos, pero les ganaron la partida.

Se la llevó, oh sorpresa, ya saben quién.

Y la perdieron quienes expondremos a continuación.

Vamos a la historia:

A principios de junio se casó Mar Collado, hija menor del abogado Juan Collado, considerado uno de los principales operadores de los hombres del poder.

Más específico, según dice ya saben quién: la mafia del poder.

Fue la ocasión del reagrupamiento, de demostración de unidad y de fuerza ante el nuevo gobierno, autodenominado la 4T.

O al menos así se vio desde el poder y por supuesto se tomó nota de todo ello como algo peor: la provocación de la invocada desde hace más de dos sexenios como la mafia del poder.

Llegaron informes hasta el final de la cúpula y vino el enojo.

Pero luego se agregaron datos adicionales y entonces la situación se tornó en reto y, ni modo, a actuar para contener a la reacción y retomar la preferencia de las encuestas.

AQUEL CORRILLO DE CRÍTICAS…

Aquí vino lo importante.

La fiesta de Mar Collado y Gonzalo Zavala en la Hacienda de Jajalpa, según narran las crónicas, reunió a personajes públicos de México de distinto ámbito.

Los medios destacaron la presencia de Raúl Salinas de Gortari, el gobernador mexiquense Alfredo del Mazo, el ex presidente Enrique Peña Nieto, su novia Tania Ruiz, el ex rector José Narro, el chiapaneco Manuel Velasco, el líder petrolero Carlos Romero Deschamps…

Los testigos me destacan a Carlos Salinas y Diego Fernández de Cevallos, omitidos en las notas de sociales.

La mafia del poder, reza la consigna de ya saben quién.

Los principales de ella estaban en una mesa, ellos de un lado, las mujeres del otro.

Cada género hablaba según su interés y por momentos armaban diálogos de dos o tres personas, como esa larga plática entre Enrique Peña Nieto y Roberto Gil Zuarth.

Hasta la interrupción de alguien.

Pero después ellos y otros personajes conspicuos se integraron en un corrillo mayor y hablaron pestes contra la administración actual y la conducción de la República, sobre todo en materia económica.

Fue un largo intercambio de acres opiniones de pie y con entera libertad, lo cual da valor a la sinceridad de los participantes porque no media ninguna cortesía política.

Pero ahí, entre los a ratos seis y luego ocho participantes, hubo un traidor y hasta se dio la libertad de grabar un aparte del diálogo en su celular…

Grabación luego llevada a Palacio Nacional para beneficio propio y desgracia de muchos.

Hoy hurgan: ¿quién fue el traidor?

¿Y QUIÉN FUE LA ESTRELLA…?

1.- Todavía hoy, mes y medio después de aquel enlace religioso, los políticos de primer nivel están sorprendidos por el aura de algunos asistentes.

Quien más elogios recibe entre los asistentes es el panista Diego Fernández de Cevallos, centro de atención cuando se ponía de pie y recorría el salón.

-¿Más que Carlos Salinas?

-Por mucho… además, el de comentarios más certeros y más escuchados.

Y 2.- el inminente ciclo escolar tendrá novedades.

El Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) de Jorge Jiménez entregará 222 escuelas en ocho estados con un pasado tristísimo.

Fueron destruidas en los sismos de 20178 y 2018 en Chiapas, Ciudad de México, Guerreo, Hidalgo, Morelos, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.