• ‘No se exponga, señor presidente’… y no va al Congreso
  • Se hicieron en la protesta, a gritos y sombrerazos, pero…
  • Ex secretarios de Salud, Seguro Popular y grilla en UNAM

Son pocos los cercanos, pero con opinión coincidente:

-No vaya, señor presidente…

Y no va.

Según sus consejeros, no puede exponerse como jefe del Estado mexicano a un insulto, a una provocación, a un desaire.

Saben de esto.

Ellos fueron quienes inauguraron las protestas en los informes del titular del Ejecutivo en los tiempos recientes.

¿Quiénes?

No por casualidad Porfirio Muñoz Ledo, actual presidente de la Cámara de Diputados.

Entonces como senador del Frente Democrático Nacional (FDN) porque todavía no nacía su sucedáneo Partido de la Revolución Democrática (PRD), quiso interpelar a Miguel de la Madrid.

-Pido la palabra… -exigía con anotaciones manuscritas en el sobre de invitación mientras, azorados, sus ex coorreligionarios priístas.

-¡Háblale más fuerte, Porfirio, para que te oiga! -lo azuzaba Ifigenia Martínez.

Ante el aislamiento, debieron salir.

Hoy los temores de reclamos rondan temas específicos: inseguridad, economía, salud, guarderías…

Si la oposición desea desahogarse, podrá hacerlo en los discursos de críticas antaño liderados por el PRD y su sucedáneo Morena y hoy por otros partidos.

Pero sin oídos presidenciales.

ANGUSTIAS DE GOBERNADORES

El foro estará en otra parte, en un mensaje lejano al Palacio Legislativo.

¿Qué se dirá en él?

Una consulta con los gobernadores, muestreo del ánimo nacional, apunta a escuchar un discurso muy conocido, con énfasis en los programas sociales.

La mayor preocupación de ellos está en la atención de la violencia, no atenuada con la presencia de la Guardia Nacional en buena parte del territorio.

Quizá el mejor ejemplo, apuntan, sean Veracruz y en concreto Coatzacoalcos.

Fue el primer estado al cual viajó la nueva corporación con Alfonso Durazo mando superior y específicamente el municipio inicial encomendado a ella.

Y es ahí donde se han dado dos de las principales masacres del sexenio para preocupación de la república y alarma del gobierno.

-¿Y después de la inseguridad?

No hace falta más, pero el inicio del sexenio se destaca por el retraso en la entrega de recursos, lo cual perjudica programas básicos como salud y educación.

-Pero ya nos prometieron regularizar el flujo -dicen con esperanza.

DEL SEGURO POPULAR Y GRILLA

Tradicionalmente los ex secretarios de Salud se mantienen unidos.

No importa el signo: priístas y panistas han convivido sin críticas entre ellos y, podría decirse, hasta con colaboración y continuidad de políticas.

Todos pertenecen al gremio médico y entienden su lenguaje.

Por eso no sorprendió cuando salieron unidos por la continuidad del Seguro Popular, única alternativa de atención para un amplio sector sin cobertura institucional…

Con una salvedad: Juan Ramón de la Fuente no firmó el pronunciamiento dada su comprometedora función como actual embajador de México en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Es además, uno de los principales consejeros de Palacio Nacional en muchos temas y no pocos auguran su incorporación al gabinete en un tiempo prudente.

En el sector académico, empero, le dieron otra lectura: De la Fuente mantiene su confrontación con su sucesor en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles.

Hacia sus colegas tuvo una explicación resumida en los siguientes razonamientos:

Es válida la defensa; no debiera desaparecer el Seguro Popular, pero hubo abusos y eso obligó al actual gobierno a cambiar la institución.

¿Y cuándo se dieron esos abusos?

En el pasado reciente, dijo con la vista de reojo a Narro Robles.