• El SNTE medirá fuerzas con la CNTE y su alianza con el gobierno
  • Culmina acercamiento y mostrará su fuerza mañana en el Zócalo
  • Alfonso Cepeda seguirá inamovible y Elba Esther deberá esperar

El camino ha sido largo.

El primer paso fue esperar las condiciones políticas, el pulso de las nuevas leyes educativas y el tipo de relación a llevar con el gobierno.

Mediáticamente la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) fue mano y por oportunidades no puede quejarse.

La dejaron manifestarse, midieron el nivel de su protesta y les abrieron las oficinas públicas, incluidos varios encuentros en Palacio Nacional.

Más allá de su violencia -no pueden verse de otra manera los bloqueos al Palacio Legislativo-, no mostró organización ni arrastre.

Pese a todo, le concedieron cuanto pedía a riesgo de enfrentar la reacción popular: reinstalación de maestros despedidos, pase automático de normales a la escuela, eliminación de evaluaciones, comisiones sindicales…

Hasta hoy se ve a la Coordinadora como la principal ganadora en todo este proceso de abolir la “mal llamada reforma educativa” de Enrique Peña, según calificativo de la 4t.

Pero…

A DESPLAZAR A LA CNTE

Ha llegado el momento del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Alfonso Cepeda Salas dedicó prácticamente un año a tejer relaciones con los nuevos funcionarios -Esteban Moctezuma en primer lugar- y tiene listos los compromisos.

Va por la reivindicación.

Pretende mostrar su fuerza hoy viernes al mediodía con una gran concentración en el Zócalo capitalino con maestros y personal administrativo traídos de todo el país.

Será su reclamo.

Con su movilización aspira a superar y desplazar a la CNTE, justificar por qué es titular de las relaciones laborales con el gobierno -en su caso denominado Condiciones Generales de Trabajo porque ahí no hay contrato-, respaldar la nueva reforma educativa y establecer un nuevo trato con la administración pública.

Así los anunció Alfonso Cepeda Salas a sus invitados:

“Durante más de siete décadas, el SNTE ha acompañado de manera comprometida y en unidad nacional al Estado mexicano en las grandes transformaciones sociales económicas políticas y educativas. Hoy no será la excepción”.

La concentración servirá también para celebrar el 75 aniversario del sindicato en coincidencia con el Día Mundial de los Docentes.

Y ELBA DEBERÁ ESPERAR

1.- La construcción de la actual relación gobierno-SNTE no fue fácil.

Pero ahora, ya solidificada, puede garantizarse la permanencia de Alfonso Cepeda hasta el final de su mandato.

Esto deja de lado a muchos secretarios seccionales ansiosos de ocupar la presidencia gremial y también Elba Esther Gordillo deberá esperar para intentar su eventual regreso vía elecciones.

Y 2.- ayer Esteban Moctezuma dijo en la Cámara de Diputados lo adelantado la CNTE por Andrés Manuel López Obrador en forma de advertencia:

-No los quiero ver convertidos en la Elba Esther del SNTE…

No se regresará a la venta de plazas y para evitarlo existen las leyes secundarias.

Otra buena noticia es la continuidad de las escuelas de tiempo completo, práctica iniciada por Felipe Calderón y en cuya generalización falló Enrique Peña.

Moctezuma desea aumentar este sistema hasta donde el presupuesto alcance.